Todo este movimiento ciudadano se está generando para defender el agua en México

Todo este movimiento ciudadano se está generando para defender el agua en México

 

Que el suministro del agua responda a la rentabilidad de los empresarios es temible.

“No se aprecia el valor del agua hasta que se seca el pozo.” Proverbio inglés.

El agua es como la insignia de la vida. No podemos imaginar la vida sin ella, es el elemento que más nos une a la tierra, y nos une todos los días, aún cuando venga de una tubería y pocas veces cuestionemos desde dónde viene ese líquido.

La totalidad de las civilizaciones se establecieron cerca de vasos de agua, y bueno, no hace falta explicar porqué es que esta debe ser uno de los primeros derechos del hombre, pues estamos unidos a ella imperiosamente

El neoliberalismo ha llevado a que muchos gobiernos, entre ellos México, hayan hecho muchas privatizaciones para dar pie al mercado como el rey que solucionaría los conflictos. A treinta años de que en este país comenzaron las privatizaciones, más de la mitad de la población continúa viviendo en pobreza y no necesariamente han mejorado los precios y los servicios para el público. Ahora, una vez más, los políticos creen que pueden convencernos con ese argumento fallido para privatizar el agua.

Privatizar significa dar entrada a los intereses privados a los distintos sectores; los intereses privados siempre perseguirán la rentabilidad por encima de cualquier otro valor, y el agua, no puede verse como un mero producto: se trata del derecho humano más primario.

Por lo anterior, no puede haber un criterio de mercado en la concepción del agua como derecho humano y ambiental, así, la Nueva ley de Aguas en México, que pretende privatizarla, ha sido rechazada enfáticamente por miles de mexicanos.

Ahora se está generando un movimiento que inició con una serie de pronunciamientos de organizaciones sociales como la Red Ambiental Mexicana, Greenpeace México, o la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad. También se han reunido más de 95 mil firmas, se ha convocado a marchas, ha nacido un sitio en defensa del agua (aguasconelagua.mx) y personas con poder ( por su fama) se han sumado en una serie de campañas para la no privatización del agua, como Café Tacuva, y muchos actores mexicanos.

En pocos días el movimiento ha crecido notablemente y por ahora los diputados han aplazado la discusión; una primera victoria.

Si te suena, aquí puedes firmar para unirte a la campaña.

One comment

  1. Cristina Barros says:

    Excelente propuesta y muy claramente expuesta. Me sumo con gusto y convicción. Defendamos el derecho humano al agua que es la vida.
    Cristina Barros

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *