Ciudadanos de Baja California consiguen revocar la Ley de Aguas

Ciudadanos de Baja California consiguen revocar la Ley de Aguas

Cuando en la madrugada del 21 de diciembre del 2016 fue aprobada la Ley de Agua de Baja California, ello ocurrió acompañado del repudio de cientos que se apostaron en el edificio legislativo, en protesta.

También, el 15 de enero de 2017 salieron a las calles miles en Mexicali para rechazar esta ley, así como otros temas que millones consideran insensibles y abusivos, como el gasolinazo. La ley sobre el manejo del agua, a grandes rasgos, permitía la privatización del servicio de agua potable, el aumento y liberalización de las tarifas y el corte del suministro hídrico tras 90 días de impago.

Este 17 de enero, en una rueda de prensa, el gobernador Francisco (Kiko) Vega anunció que abrogó esta ley por la inconformidad ciudadana. Para resolver el problema hídrico del estado hará eventos con expertos, ya sin la ley de por medio.

Las promesas de las privatizaciones no han sido benéficas para las mayorías, como apunta el neoliberalismo y los políticos que por más de 30 años han propulsado estas políticas en México. Cuando el estado se hace pequeño, y el mercado decide con su inexistente “mano invisible”, en realidad lo que decide es los intereses de las empresas más poderosas, muchísimas de ellas transnacionales.

Este esfuerzo ciudadano apunta por un manejo efectivo de los recursos hídricos desde el estado, sí, sin la mano invisible del mercado, y con una lógica redistributiva de los recursos naturales.

Un logro ciudadano loable.

 

Twitter: @AnaPauladelaTD

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *